Productores se ven obligados a vender su ganado a causa de las inundaciones

La gran cantidad de lluvia que cayó en lo que va del año tuvo también un gran impacto en la ganadería y en la producción agrícola de autosustento del Departamento de Ñeembucú, según indicó a Radio 1000 el presidente de la sede regional de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Guillermo Sisul.

El caudal de agua acumulada, que superó los 1.200 milímetros, equivalente a todo lo que llueve en un año, cubrió en esta oportunidad los lugares altos que anteriormente se destinaban a la preservación de los animales, explicó Sisul.

"Hay lugares que quedaron totalmente bajo agua y la hacienda ya sin piso, entonces esto obligó a muchos productores a tener que trasladar sus animales a otros campos y a tener que venderlos", describió.

El titular de la ARP de Ñeembucú destacó que las inundaciones afectaron sobre todo de manera negativa a los pequeños productores cuyos cultivos están destinados sobre todo al autoconsumo. "Hay gente que se quedó prácticamente en el agua", señaló.

Audios