Plantean que funcionarios corruptos ya no vuelvan a ocupar cargos públicos

El diputado Ariel Oviedo (ANR-disidente), presentó ante la Cámara Baja un proyecto de ley que plantea que ningún funcionario nombrado o de elección popular, que haya participado en actos de corrupción, vuelva a ocupar cargos públicos.

El proyecto de ley “Que establece la inhabilitación perpetua por actos de corrupción a los funcionarios públicos o de elección popular” pretende ser una medida para posicionar una figura jurídica, que ya estuvo regulada en el Paraguay en el año 1910 y posteriormente derogada, que es la inhabilitación perpetua para ocupar cargos públicos o de elección popular.

Oviedo señaló que el Paraguay se encuentra en la posición 123 de 168 en el Índice de Percepción de la Corrupción 2016 de la organización Transparencia Internacional. Sin embargo, aseguró que confía en que los paraguayos ahora tienen mucha más conciencia ciudadana que antes.

Cabe mencionar que el ámbito de aplicación de esta ley abarca a las personas condenadas por hechos punibles tipificados como enriquecimiento ilícito en la función pública; tráfico de influencias; administración en provecho propio; cohecho pasivo; cohecho pasivo agravado; prevaricato; coacción respecto de declaraciones; tortura, entre otros.

La inhabilitación especial ya se encuentra prevista en las siguientes leyes: Ley Nº 2523/04 “Que previene, tipifica y sanciona el enriquecimiento ilícito en la función pública y el tráfico de influencias”; Ley Nº 2889/06 “Que reprime hechos punibles contra el patrimonio del Estado”.

Las leyes en cuestión establecen una inhabilitación de hasta 10 años. Este nuevo proyecto de ley pretende elevar la sanción hasta 20 años.