Ladislao Kubala, futbolista español de origen húngaro nacía un día como hoy

Ladislao Kubala, nació el 10 de junio de 1927 en Budapest y la guerra le marcó su juventud condicionando su evolución como jugador. Para triunfar en el mundo del fútbol, Kubala tuvo que jugarse su vida y la de su familia para dejar atrás el telón de acero. Hombre de profundas convicciones religiosas, este "barcelonés de Budapest", como le bautizó un periodista catalán, tenía fama de generoso y familiar.

Debutó en Primera con el Ferencváros. Durante la guerra emigró a Checoslovaquia y se enroló en las filas del Bratislava. Volvió a su país una vez firmado el alto el fuego para fichar por el Vasas de Budapest.

Internacional por España, su país de adopción, Hungría, su patria natal, y Checoslovaquia, la tierra de sus antepasados, el fútbol ha llevado a Kubala por medio planeta. Primero como jugador y, posteriormente, como entrenador. Después de disputar un partido en la capital húngara, se despidió de su madre sin confesarle que había decidido cruzar el telón de acero. Acompañado de otros cuatro compañeros de equipo y de varias personas más, cruzó la frontera austríaca en un camión con matrícula soviética. Tardaría años en volver a ver su madre.

Como entrenador de Paraguay ha sido reconocido por ser quien inició el cambio de mentalidad en el fútbol de este país haciendo hincapié en la disciplina. Años después llegaron sus frutos porque Paraguay, tras no haber asistido a los dos anteriores mundiales, logró clasificarse para los siguientes de Francia 1998, Corea-Japón 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.