Robert Schumann, considerado como el mayor lírico musical, nacía un día como hoy

Robert Schumann nació el 8 de junio de 1810 en Zwickau, Sajonia.

Fue el quinto y último hijo de Johanna Christiane Schnabel y August Schumann. Pasó su infancia cultivando la literatura tanto como la música influenciado por su padre, librero, editor y novelista.

Comenzó a recibir instrucción musical y piano de Johann Gottfried Kuntzsch, profesor en la escuela secundaria Zwickau. Trabajó en la creación de composiciones musicales por sí mismo, sin la ayuda de Kuntzsch.

A los 14 años, escribió un ensayo sobre la estética de la música y contribuyó a un volumen, editado por su padre, titulado Retratos de hombres famosos. 

En la escuela en Zwickau, leyó obras de los poetas y filósofos alemanes como Friedrich Schiller y Johann Wolfgang von Goethe, así como Lord Byron y los trágicos griegos.

El interés de Schumann en la música fue provocado por una actuación de Ignaz Moscheles en Karlsbad; más tarde se interesó por las obras de Ludwig van Beethoven, Franz Schubert y Felix Mendelssohn. 

Su padre, que había alentado sus aspiraciones musicales, falleció en 1826 cuando Schumann tenía 16 años. Ni su madre ni su tutor le animaron a seguir su carrera en la música. 

En 1828 dejó la escuela, y después de una gira durante la cual se reunió con Heinrich Heine en Munich, fue a Leipzig para estudiar Derecho (obligado a cumplir con los términos de su herencia). En 1829 continuó sus estudios en Heidelberg, pero en 1830 abandonó para dedicarse exclusivamente a la música.

Estudió piano con el maestro alemán Friedrich Wieck, pero una lesión irreversible en uno de sus dedos terminó con su carrera como pianista. Se dedicó a la composición y a escribir sobre música. En 1834 fundó la revista musical Neue Zeitschrift für Musik, que editó hasta 1844. En 1843 fue profesor del recién fundado Conservatorio de Leipzig.

Compuso ciento treinta y ocho canciones, entre las que se encuentran las colecciones de Liederkreis (con textos de Heinrich Heine y Joseph Eichendorff), Myrthen, Amor y vida (con texto de Adelbert von Chamisso), y Los amores del poeta (sobre textos de Heinrich Heine).

Sus composiciones para piano suelen ser expresiones musicales sobre estados de ánimo. Con excepción de la Fantasía en do mayor (1836) y los Estudios sinfónicos (1854), sus obras para piano son colecciones de piezas cortas. Además del Carnaval, compuso Mariposas (1829-1832), Escenas de niños (1838), Kreisleriana (1838) y Álbum para la juventud (1848). 

Entre sus obras largas destacan la Sinfonía nº 1 (1841), el Quinteto para piano en mi bemol mayor (1842), el Concierto para piano en la menor (1845), la Sinfonía nº 2, la Sinfonía nº 3 Renana (1846), y el Trío para piano (1847).

Se casó en 1840 con la pianista Clara Josephine Wiek, hija de su maestro Friedrich Wieck. Permanecieron juntos hasta casi la muerte del compositor y tuvieron ocho hijos.

En 1850 fue nombrado director musical en Düsseldorf, pero una enfermedad mental, que padecía desde la adolescencia, le hizo dimitir en 1854 (se cree que era esquizofrénico, aunque otra hipótesis sostiene que fue un maníaco-depresivo en sus primeros años desarrollando una afección cerebral orgánica, y otra es que pudo padecer de sífillis). 

El 27 de febrero de 1854, intentó suicidarse arrojándose desde un puente al río Rin. Fue rescatado por unos barqueros y llevado a casa. Entró en el sanatorio del Dr. Franz Richarz en Endenich, cerca de Bonn, donde permaneció hasta su fallecimiento el 29 de julio 1856.