Ñeembucú: familias prefieren vivir en el agua antes de dejar sus pertenencias

El gobernador de Ñeembucú, Carlos Silva, estimó que unas 30.000 son las personas que se encuentran afectadas por las inundaciones que se registran en el departamento. Destacó asimismo que unos 7.200 pequeños productores perdieron sus medios de vida. El jefe departamental reportó además que unas 500 viviendas se encuentran anegadas por las aguas.

Según el informe brindado por Silva, muchos pobladores se niegan a abandonar sus hogares por temor a alejarse de sus pertenencias. Permanecen en sus propiedades recurriendo a métodos como la construcción de muros y el desagüe, además de improvisar caminos altos mediante sillas y tablones, señaló.

La autoridad departamental indicó que los damnificados buscan lugares altos que estén cercanos a sus viviendas o bien se refugian en inmuebles de sus parientes.

En cuanto a la asistencia, el gobernador Carlos Silva enfatizó que esta no llega en la cantidad y constancia requeridas. "La asistencia no alcanzó a todos, y después, pasó un espacio muy importante de tiempo, porque lo que han distribuido ya ha terminado", expresó.

Audios