Más de 1.500 heridos en una estampida por una falsa alerta de bomba en Turín

Una estampida humana provocada por una falsa alerta de bomba en una plaza del centro de Turín, donde miles de personas miraban la final de la Liga de Campeones de fútbol en pantallas gigantes, dejó más de 1.500 heridos.

Periodistas de la AFP en el lugar presenciaron escenas de caos cuando, pocos minutos antes del final del partido, unos fuegos artificiales y una o varias personas que alertaron de la explosión de una bomba provocaron el movimiento de pánico en la céntrica plaza de San Carlo.

La mayor parte de las víctimas, de un total de 1.527, según el último balance de la prefectura, sufrieron heridas leves, pero siete de ellos tuvieron que ser ingresados en urgencias y tres están en estado grave, incluyendo un niño de 7 años que está en coma tras haber sido pisoteado por la multitud.

Diez minutos antes del final del partido, en el que el Real Madrid se impuso a la Juventus de Turín por 4-1, la muchedumbre se puso a correr y chocó contra las barreras de seguridad o los edificios que rodean la plaza, donde se habían instalado pantallas gigantes.

Muchas personas cayeron al suelo o resultaron heridas con restos de vidrio que había en el suelo.