4 de junio: Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión

El 19 de agosto de 1982, en su periódico extraordinario de sesiones de emergencia sobre la cuestión de Palestina, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, consternada por el gran número de niños palestinos y libaneses inocentes víctimas de los actos de agresión de Israel, decidió conmemorar el 4 de junio de cada año el “Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de la Agresión” (resolución ES-7/8).

El propósito de este día es reconocer el dolor que sufren los niños en todo el mundo que son víctimas de maltratos físicos, mentales y emocionales. Este día afirma el compromiso de las Naciones Unidas de proteger los derechos del niño, y hacerlos respetar con ayuda de los gobiernos del mundo.

Aunque la fecha establecida por la ONU el 19 de agosto de 1982 se refiere a los actos cometidos en medio del conflicto armado palestino-israelí, también reconoce el dolor que sufren los niños en todo el mundo que son víctimas de maltratos físicos, psicológicos y sexuales.

Según el organismo internacional, la violencia infantil es “toda forma de perjuicio o abuso físico, mental o emocional, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual”. Sin embargo, las amenazas, humillaciones, secuestro, negligencia, insultos, abandono afectivo y no dar educación o garantizar la salud del menor, también son una forma de agresión.

La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) en su informe de 2010, reportó que 215 millones de niños están en situación de esclavitud. Sin embargo, estas estadísticas son objetadas por muchas Organizaciones No Gubernamentales (ONG), que las califican como “encubrimiento de la esclavitud”, y hablan de aproximadamente 400 millones de niños esclavos en todo el mundo.

Datos oficiales de ONG estiman que alrededor de 400 millones de menores en todo el mundo son esclavos, de los cuales 168 millones trabajan y 85 millones de ellos lo hacen en condiciones peligrosas. 

Por su parte, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), reveló en su informe de 2012 que más de 300 mil niños en el mundo son soldados y más de 170 millones de niños son huérfanos.

Asimismo, advirtió que la violencia, la explotación y el abuso frecuentemente están a cargo de personas que el niño conoce, incluyendo los padres y madres, otros familiares, cuidadores, maestros, autoridades policiales, agentes estatales y no estatales, y otros niños.