Brasil: el Senado aprobó un proyecto que elimina los fueros para los políticos investigados

El Senado brasileño aprobó un proyecto de enmienda constitucional que propone eliminar los fueros que amparan a los políticos con cargos públicos para los casos en que cometan delitos comunes, entre ellos robo, lavado de dinero y corrupción, aunque con algunas excepciones. Sin embargo, el proyecto sancionado por el pleno, excluye a los presidentes del país, de la Corte Suprema y de las dos cámaras legislativas, además del vicepresidente, quienes seguirían con fuero como hasta ahora y cuyos casos continuarían siendo juzgados en el máximo órgano de la Justicia brasileña.

Con la aprobación, el análisis del proyecto concluyó en la Cámara Alta, tras superar una primera votación en abril pasado, y seguirá para la Cámara de los Diputados, que también tendrá que someter el texto a dos votaciones al tratarse de una alteración constitucional.

Cabe mencionar que se retira los fueros a unas 34.000 autoridades, entre las que figuran los legisladores, nacionales o regionales, el fiscal general del Estado y los ministros del Gobierno. También elimina ese privilegio para gobernadores, magistrados de tribunales superiores, jueces federales, embajadores y comandantes militares, entre otros.

"De esta forma, todas las autoridades y agentes públicos hoy beneficiados por el foro responderán a procesos iniciados en las primeras instancias de la Justicia común", salvo las excepciones citadas anteriormente, reflejó un comunicado del Senado.

La actual legislación sobre el asunto también reserva unos fueros especiales a gobernadores, alcaldes, diputados regionales, concejales, jueces y otras autoridades que, en casos de delitos comunes o de corrupción, gozan de instancias judiciales especiales.

En el caso del presidente del país, los parlamentarios, ministros o magistrados de la Corte Suprema, los casos son remitidos a ese mismo tribunal.