Un 1 de junio de 1816 el Doctor Francia era designado como Dictador Perpetuo de la República del Paraguay

El 1 de junio de 1816, el doctor José Gaspar Rodríguez de Francia era nombrado "dictador perpetuo" de la República del Paraguay.

En octubre de 1813 había sido elegido por el congreso para formar un Consulado junto a Fulgencio Yegros. 

Al año siguiente, el mismo congreso lo eligió dictador por cuatro años, pero antes de que venciera dicho plazo, otro congreso, reunido el 1 de junio de 1816, lo proclamó de forma unánime y "en atención a la plena confianza que justamente ha merecido del pueblo el ciudadano José Gaspar Rodríguez de Francia" se le instituya "Dictador perpetuo de la República", con goce de un sueldo anual de $ 12.000, sueldo que rehúsa alegando que el Estado necesita de dineros más que él, aceptando únicamente $ 7.000 por año. 

Los primeros actos del doctor Francia como dictador perpetuo fueron encaminados a robustecer la defensa nacional y consistieron principalmente en acordar grandes facilidades a los comerciantes que deseasen introducir armas y municiones, medida tendiente a subsanar la escasez de material de guerra que se dejaba sentir en el Paraguay desde la declaración de independencia.

El doctor Francia valoraba el modelo democrático del filósofo suizo Jean-Jacques Rousseau, así como el del estadounidense Benjamin Franklin, pero las difíciles condiciones internas y externas del país impidieron que pudiera desarrollar un modelo más democrático. En algunos aspectos fue un visionario, más comprendido por los sectores populares y las clases medias que por los sectores privilegiados.

Bajo su gobierno, el país se volvió prácticamente autosuficiente, pues el contacto con el exterior estaba muy limitado, salvo un modesto comercio con Brasil a través de Itapúa. Intentó varias veces romper el cerco económico en que estaba sumido Paraguay, pero no fue posible dada la porfiada actitud de los gobiernos vecinos de no querer reconocer la independencia.