El poeta, ensayista y periodista Alejandro Guanes, fallecía un día como hoy

Alejandro Guanes, falleció un 28 de mayo de 1925, a la edad de 52 años.

Viajó a Buenos Aires para seguir sus estudios secundarios en el Colegio de San José de la capital porteña; allí, dio a conocer sus primeros poemas, entre ellos "Primavera", dedicada a la patria lejana y amada.

De regreso al Paraguay, colaboró en periódicos y revistas, entre ellos la "Revista del Instituto Paraguayo" que, por influencia de Guanes, incluyó en sus páginas de manera permanente una sección dedicada a la poesía de jóvenes autores tales como Ignacio A. Pane, Juan E. O'Leary, a más del mismo Guanes -entre los paraguayos- y extranjeros como Victorino Abente y Lago y Martín de Goycochea Menéndez. 

Cultivó la sátira periodística bajo el seudónimo de "Tío Camándulas". Fue redactor de "El Diario", "La Tribuna" y "El Orden", importantes periódicos vinculados al denominado "Novecentismo paraguayo", movimiento auroral y de gran producción literaria en el Paraguay de este período, del cual forman parte, entre otros, Cecilio Báez, Manuel Domínguez, Eloy Fariña Núñez, Manuel Gondra y el propio O'Leary, verdaderos fundadores de la cultura paraguaya moderna.

Enseñó "Preceptiva literaria" en el Colegio Nacional de la Capital y realizó traducciones del inglés, el francés y el portugués; de entre ellas fue muy celebrada la del célebre poema "Ulalume", de Edgar Allan Poe.

Como los demás integrantes de su grupo, escribió cuando todavía estaba muy vivo el recuerdo de la Guerra del Paraguay contra la Triple Alianza (1864-1870) y en su poesía trata de afirmar los valores espirituales de una nación que renacía de la catástrofe.

En un prolijo estudio sobre "El ciclo romántico modernista en el Paraguay", Juan Manuel Marcos señala, a propósito de Guanes: "Murió sin publicar libro, ni dejar previsto el título de los póstumos que le publicaron: "Del viejo saber olvidado" (1926), ensayos de tendencia teosófica, una isla mística en medio del positivismo imperante, y "De paso por la vida" (1936), poemas post-románticos inspirados en Lamartine, Musset, Espronceda, Zorrilla. 

Su poema "Las leyendas" (1909) evoca las tradiciones paraguayas. "Salve, Patria" incita a la Nación a levantar, majestuosa, su "frente hoy abatida", "Primavera" es el poema de la juventud nostálgica, lejos de la tierra natal. El intenso lirismo de Guanes no alcanza a disimular la "pasión patriótica" común a todos los novecentistas". "Del viejo saber olvidado" reúne su producción en prosa y "De paso por la vida" la poética.