El mítico Luca Toni cumple hoy 40 años, el último gran 9 italiano campeón del mundo con Italia en Alemania 2006

Con su retirada en la campaña 2015-2016, el fútbol italiano y mundial despidió a uno de los '9' más trascendentales y míticos del país transalpino. 

Luca Toni, nació en Pavullo, provincia de Módena, un 26 de mayo de 1977. DejÓ a sus espaldas una dilatada trayectoria, en la que anotó más de 300 goles para los 15 clubes que disfrutaron de su juego de altura, aunque con escaso balance de títulos colectivos. Sus cualidades: un excelente posicionamiento para bajar balones o rematar de cabeza y un olfato goleador letal.

Luca Toni se formó en el Modena FC (equipo de su provincia natal) y pasó por varios clubes como el Empoli, la Fiorenzuola, el Lodigiani (actual Atlético Roma), Treviso, Vicenzia y el Brescia, donde coincidió con mitos del fútbol como Roberto Baggio y Pep Guardiola. En 2003, el Palermo se cruzó en su camino y se lo llevó a Sicilia. En la isla del país de la bota y el balón explotó definitivamente, a la edad de 23 años. Toni perforó las redes rivales en 51 ocasiones en los 85 partidos que disputó con los 'rosanero', logrando el ascenso a la Serie A en 2004.

Con el cuarto de siglo recién cumplido, la Fiorentina realizó un desembolso de 18 millones de euros por un delantero que llegó con la vitola de estrella. Si en el Palermo mostró su mayor rendimiento hasta la fecha, la institución 'viola' gozó de los mejores años de un Luca Toni que había subido de nivel.Su carta de presentación: 31 goles en la Seria A, que le permitieron alzarse con el distintivo de 'capocannoniere' (equivalente al Pichichi en España) y la Bota de Oro, quedando por delante de Thierry Henry (27) y Samuel Eto'o (26). Sin embargo, su aportación individual sólo le fue útil a la 'Fiore' para alcanzar el noveno puesto… aunque ese verano se coronó campeón del mundo con Italia en el Mundial de Alemania 2006, marcando dos goles. Con el combinado internacional se vistió de 'azzurro' en 47 ocasiones, anotando 16 dianas.