“Nativos y campesinos son muy recordados durante campañas electorales, pero olvidados cuando concluyen”

La diputada Rocío Casco (AP-Central), lamentó la situación en que se encuentran los indígenas Mby’a Guaraní, quienes actualmente están acampando en la Plaza de Armas como forma de intentar visualizar su existencia y reclamo de reconocimiento de la multiculturalidad en el país. Asimismo, la legisladora manifestó que el gobierno del presidente Horacio Cartes ha llevado una política de no reconocimiento, tanto del sector campesino como del indígena.

La parlamentaria mencionó que los nativos y campesinos son muy recordados durante las campañas electorales, pero olvidados al concluir las mismas. “No existe política pública para resolver la situación en que viven desde hace décadas, no existe voluntad, no existió ninguna propuesta que haya modificado esa asimetría tan inmoral y tan triste como las que viven muchos de nuestros compatriotas del sector indígena y el sector campesino”, recalcó.

Recordó también el veto presidencial a la Ley de expropiación de tierras en Guahory, donde alrededor de 300.000 familias no cuentan con parcelas propias. Y lamentó que siga la premisa de que el 90 % de la tierra queda en manos de 12 mil grandes propietarios, mientras que el restante 10 % se reparte entre los 280.000 pequeños y medianos productores.

“La mejor política de obtención de tierra de un campesino ha sido la ocupación de la misma. No ha sido la política de Estado de ningún gobierno, en ese sentido, adelantamos nuestro rechazo al veto de las tierras de Guahory, donde lo único que hacen es mostrar el verdadero rostro de lo que va a ser, incluso, la continuidad de lo que en realidad no se ha ido nunca de nuestro país”, indicó.

Finalmente, adelantó que la discusión por las tierras de Guahory volvería a la Cámara Baja y ahí se demostrará quienes son verdaderamente los políticos que están salvaguardando a los sectores más vulnerables, y los que solo acuden a ellos por necesidad de votos en épocas de campañas políticas.