Una mujer de 105 años recibe su diploma de Secundaria

Theresia Brandl, una bisabuela de 105 años celebró el miércoles pasado en Pennsylvania su graduación de secundaria con toga, birrete y diploma en mano. Fue en el asilo de ancianos Oakdale, donde reside, y estuvo acompañada de sus cuatro nietos, ocho bisnietos y cinco tataranietos. Se indica que cuando era joven tuvo que decidir entre cuidar a su madre enferma o terminar la escuela, y por amor se decidió por lo primero. "Mi madre no podía cuidar de sí misma, por lo que necesitaba a alguien para cuidar de ella, así que tuve que dejar la escuela para cuidar de ella", refirió.

Brandl  es la prueba viviente de que nunca puedes considerarte demasiado viejo para alcanzar tus sueños. La mujer siempre soñó con terminar la Secundaria, pero las circunstancias de la vida no se lo permitieron.  Sin embargo, nada la detuvo para lograr conseguir su diploma de la escuela secundaria. "Todos mis amigos tenían uno y yo decidí que necesitaba uno", indicó.

Su familia y amigos se pusieron en contacto con la Fundación Crepúsculo Wish, una organización que ayuda a cumplir los deseos de las personas mayores de 65 años, para hacer realidad su sueño.

Brandl asistió a la escuela secundaria Stowe hasta que se retiró. La escuela se fusionó más tarde con una escuela cercana, formando Sto Rox-High School, que le otorgó un diploma de honor. En cuanto a mantenerse joven, Brandl también señaló que en los últimos años ha comido sobre todo su comida favorita, pollo frito.