Presiones políticas para “dejar pasar” el contrabando

El presidente de la Cámara de Importadores de Calzados, Edgar Cuevas, denunció que las empresas que se dedican al ramo de manera legal sufren un impacto en términos de precios de aproximadamente el 40%, debido a la comercialización que se realiza de manera ilegal.

El gremialista apuntó que autoridades políticas en connivencia con altos funcionarios de la Dirección de Aduanas, principalmente de Ciudad del Este, son los principales responsable del ingreso al país de calzados y otros productos de contrabando.

Mencionó que cuando un jefe de resguardo de frontera se animó a retener un cargamento de dudoso origen, no duró seis días en su cargo, ya que fue cesado por el solo hecho de cumplir con el procedimiento.

Otro caso aún más grave que Cuevas ventiló y que demuestra aun más los vínculos de políticos con el comercio ilegal fronterizo, fue el del intendente de Santa Rita, César Landy Torres.

"En Santa Rita hicieron una intervención hace dos semanas, y en esa intervención aparece el intendente, se tira encima de los zapatos y dice 'de aquí nadie mueve nada, aquí nadie me avisó de la intervención' y empieza a hacer una alharaca de su poder como administrador local", contó el empresario.

Dijo que a pesar del intento del jefe comunal, la intervención se concretó y este tuvo que retirarse "con el rabo entre las piernas".

Audios