Ministerio de Salud: zika, una enfermedad que puede aparecer sin síntomas

Los síntomas más comunes de esta enfermedad son fiebre leve y exantema (erupción en la piel o sarpullido). Suele acompañarse de conjuntivitis, dolor muscular o en las articulaciones, o un malestar general que comienza entre 2 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado.

No hay vacuna ni tratamiento específico para la infección por zika. Por ello, el tratamiento se dirige al alivio de los síntomas, incluidas las embarazadas, quienes deben seguir las recomendaciones de su médico.

Es fundamental que las gestantes acudan a las consultas prenatales para recibir información y controlar su embarazo. Deben evitar la exposición a picaduras de mosquito, usando ropas que cubran la piel (mangas largas), mosquiteros. En cada casa y en sus alrededores es muy importante buscar posibles focos de criaderos de mosquitos y eliminarlos.