EE.UU.: Ola de renuncias en el Departamento de Estado tras la llegada de Trump

Cuatro diplomáticos de carrera encargados de la gestión del Departamento de Estado renunciaron el miércoles a su cargo, informó este jueves el diario The Washington Post.

Estas dimisiones, sumadas a la retirada la semana pasada de otros dos diplomáticos encargados también de la administración de la agencia, ha dejado prácticamente sin equipo de gestión al Departamento, lo que complica las cosas para el nominado por Donald Trump como titular de Exteriores, el empresario Rex Tillerson.

"Esta es la mayor fuga simultánea de personal institucional que nadie pueda recordar", aseguró a The Washington Post el que fuera jefe de gabinete del anterior secretario de Estado, John Kerry, entre 2013 y 2015, David Wade.

El cargo más importante entre los que renunciaron fue el subsecretario de Estado de Estados Unidos para gestión, Patrick Kennedy, quien llevaba nueve años en el cargo y pretendía mantenerlo bajo la administración de Trump, según tres fuentes diplomáticas anónimas citadas por el diario capitalino.

Además de Kennedy, dimitieron la secretaria adjunta de Estado para asuntos consulares, Michele Bond; la secretaria adjunta de Estado para administración, Joyce Anne Barr, y el director de la oficina de misiones extranjeras, el embajador Gentry O. Smith, de acuerdo con el Post.

Todos ellos son diplomáticos de carrera que se habían mantenido en el Departamento de Estado bajo gobiernos republicanos y demócratas, y que serán difíciles de reemplazar, dada su extensa experiencia y conocimiento sobre cómo funciona la maquinaria administrativa de la agencia encargada de la diplomacia.

Según el diario, Kennedy había trabajado estrechamente con el equipo encargado de la transición al poder de Trump, y hace apenas unos días estaba asumiendo mayores responsabilidades, pero se desconoce si su abrupta dimisión fue forzada por el entorno del nuevo presidente estadounidense.