Donald Trump se convierte en el 45° presidente de Estados Unidos

El multimillonario Donald Trump prestará juramento este viernes a mediodía (17h00 GMT) como 45° presidente de Estados Unidos, con la promesa de crear nuevos empleos y tornar la primera potencia mundial más cerrada al libre comercio, a los inmigrantes y al resto del mundo. La exestrella televisiva sin ninguna experiencia política sucederá al demócrata Barack Obama en las riendas del país, que desea administrar como si fuese una empresa.

Su victoria, que dejó atónito al planeta, está anclada sobre todo en los votos de una clase trabajadora blanca que desconfía de los políticos tradicionales y que siente que la globalización les ha perjudicado, trasladando empleos a México o China.

Los aliados tradicionales de Estados Unidos observan al magnate inmobiliario neoyorquino con inquietud: tras una divisiva campaña, el republicano Trump, de 70 años, llega a la Casa Blanca con la menor popularidad de un presidente electo en cuatro décadas.

Trump promete unificar al polarizado electorado, pero esto se contradice con sus constantes ataques a detractores, generalmente por Twitter: de la prensa a la actriz Meryl Streep o al héroe de los derechos civiles John Lewis, de las agencias de inteligencia a la canciller alemana, Angela Merkel, o a Europa.

Trump prestará juramento sobre dos biblias: una que le regaló su madre en 1955 y la de Abraham Lincoln, que luchó por la abolición de la esclavitud, también utilizada por Obama hace cuatro años.

Luego pronunciará un discurso de unos 20 minutos, "un documento filosófico, de su visión del futuro del país, del papel del Gobierno y del papel de los ciudadanos", dijo su portavoz Sean Spicer.

Ya a partir del lunes, su primer día oficial de trabajo en la Casa Blanca, se esperan varios decretos que desmantelarán medidas adoptadas por Obama, por ejemplo en cobertura de salud pública, y quizás en inmigración, según sus allegados.

"Las cosas van a cambiar", anticipó el jueves el presidente electo.(AFP)