EE.UU: Obama pone fin a política migratoria especial “pies secos, pies mojados”

El Gobierno del presidente Barack Obama puso fin ayer a una política que garantizaba la residencia a los cubanos que llegaran a Estados Unidos sin visa y al estatus especial para los profesionales médicos de la isla. El levantamiento de la política, conocida como "pies secos, pies mojados", tiene efecto inmediato, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

"Al dar este paso, estamos tratando a los migrantes cubanos de la misma manera que tratamos a los migrantes de otros países", explicó por su parte la Casa Blanca.

"De inmediato, los cubanos que intenten ingresar a Estados Unidos ilegalmente y no califiquen para ayuda humanitaria, estarán sujetos a remoción, de acuerdo con la ley de Estados Unidos", agregó. El Gobierno cubano permitirá que quienes sean rechazados por Estados Unidos vuelvan al país, destacó.

Cabe señalar que la decisión fue tomada abruptamente para evitar que una advertencia previa hubiese motivado a miles de cubanos a lanzarse al mar para llegar a Estados Unidos antes del fin de la normativa. "Si no se hiciera, estaríamos arriesgando vidas", sostuvo un asesor legislativo.

Según cifras oficiales, unos 40.000 cubanos llegaron a Estados Unidos en 2015 y otros 54.000 en el 2016, arriesgando sus vidas en el trayecto de 145 kilómetros desde la isla caribeña a las costas de Florida.

El Gobierno cubano, por su parte, dijo que las negociaciones para levantar los privilegios duraron un año.