Venganza política.

El titular interino de Yacyretá, Miguel Fulgencio Rodríguez, calificó como “una venganza política” el proyecto de ley impulsado en diputados, que limita el poder de los directores de las binacionales, cuyos acuerdos para seguir en sus cargos fueron rechazados por el Congreso.