Una inundación sin precedentes.

Diego Barbosa, vecino del barrio Santo Domingo de Lambaré, quien filmó todo lo acontecido durante el temporal de la víspera, aseguró que los niveles del agua en la arteria sobre la cual está ubicado su domicilio, subieron a un metro y medio, generando una inundación que no tuvo precedentes en el lugar.