Una decisión política.

El senador de la ANR, Rogelio Benítez, explicó que “fue una decisión política de su Partido” abandonar la sala de sesiones de la Cámara Alta, dejando sin quórum la misma.