Un 9 de julio de 1910 nacía la poetisa, cantante, guitarrista y bailarina Juanita Ivaldi

Autodidacta, escribió en castellano y guaraní.

Fue una de las pocas mujeres que cultivó nuestra lengua vernácula; sus inspiraciones reflejan armoniosidad.

Nació en la ciudad de San Lorenzo de Campo Grande, el 9 de julio de 1910; sus primeros estudios los realizó en su ciudad natal.

Poetisa, cantante, guitarrista y bailarina.

Sus primeras poesías datan de su juventud y fueron publicadas en Ocara Poty Cue-Mí, tal es: A MI AMADO INGRATO, DULCE DESTINO, dedicado a los Reservistas de la Intendencia de Guerra, al tirteo Guaraní ofrece dos poesías, con el título “Al Poeta Emiliano R. Fernández, con estos versos: Flores en ramo muy perfumada/ junto a mis manos siempre estará/ Para entregarte como un Hada/ Queriendo ansiosa tu amistad.

Desde Yatayty, julio de 1933, escribe “REJHÓ CUETÉVO”, al amigo poeta de las selvas; sus poesías las firmaba como Juanita Ivaldi, aprendió música con el maestro Herminio Giménez.

Durante la guerra del 32 al 35, prestó servicios en el Hospital de San Lorenzo.

Su hermana Elisa se refiere a la labor cumplida por la poetisa: “Movilizó a toda la familia para confeccionar colchones, ropas y en la distribución de comidas a los heridos y enfermos; de espíritu incansable. Nuestra madre Pierina Ivaldi de Ozuna, de nacionalidad argentina la secundaba admirablemente, su entusiasmo era contapiante”.

“Aceptó ser Madrina de Guerra de muchos combatientes; la muerte de un ahijado le inspiró la poesía “A MI AHIJADO DE GUERRA”, momentos después de leer la carta, portadora de la infausta noticia”.

Juanita Ivaldi falleció en Ypacaraí el 26 de abril de 1968.