Un 10 de julio de 1856 nacía el inventor estadounidense de origen croata, Nikola Tesla

El físico estadounidense de origen serbio, Nikola Tesla, nació en Smiljan (Croacia) el 10 de julio de 1856. Estudió en las universidades de Graz (Austria) y Praga. Después de haber trabajado en varias industrias eléctricas en París y en Budapest, se trasladó a Estados Unidos (1882), donde trabajó a las órdenes de Thomas A. Edison, entonces partidario de la corriente eléctrica continua.

En 1891 Tesla inventó la bobina que lleva su nombre, que consiste en un trasformador que consta de un núcleo de aire y con espirales primaria y secundaria en resonancia paralela.

Con esta bobina fue capaz de crear un campo de alta tensión y alta frecuencia.

Dos años después descubrió el fenómeno de carácter ondulatorio denominado “luz de Tesla” en las corrientes alternas de alta tensión y alta frecuencia; mediante el estudio de estas corrientes, observó que las lámparas de incandescencia de un único polo emiten luz cuando se las aproxima a un conductor por el que pasa corriente eléctrica, y que los tubos de vidrio vacíos brillan aunque carezcan de electrodo si se les conecta por uno de sus extremos y se aproxima el otro a un conductor por el que fluye corriente de alta frecuencia.

También se percató de que el cuerpo humano es capaz de conducir estas corrientes de alta frecuencia sin experimentar daño alguno.

Tesla falleció en Nueva York, Estados Unidos, el 7 de enero de 1943.