Sitio privilegiado para invitados: “Acá hay gente que estamos en el barro, con humedad y no nos quieren pasar una silla”

Miles de personas llegaron hasta los portones de acceso de Ñu Guasu desde tempranas horas. Algunos desde las 10:00, unas 24 horas antes de la misa.

consideran injusto que tengan que soportar el barro formado en el lugar sin siquiera tener acceso a sillas de la zona destinada a invitados.

“Todos tenemos derecho de por lo menos estar en la misa de una manera digna, no en el lodo y tirados acá en el suelo, habiendo tantas sillas en desuso acá hay gente que estamos en el barro, con humedad y no nos quieren pasar una silla”. comentó una mujer.