“Sería obra de macoñeros” según Blas Zapag.

Blas Zapag, propietario de la estancia donde se hallaron las dos avionetas siniestradas, indicó que lo sucedido tendría relación con “macoñeros” que operan en la zona de Bella Vista Norte y utilizaban clandestinamente las pistas de la propiedad. Dio a entender que la instalación de una fábrica de alcohol en el lugar “molesta a estas personas”.