Rubén Villalba levanta huelga de hambre tras 54 días.

Rubén Villalba, imputado y recluido por el caso Curuguaty e internado en el hospital de Luque por descompensaciones, levantó la huelga de hambre tras 54 días sin consumir alimentos sólidos, según confirmó el doctor Carlos Ayala, director del centro asistencial. Anunció asimismo que Villalba podría volver en cuestión de días a su lugar de prisión o ser trasladado a un hospital general para su monitoreo.