Que Lugo se defina.

El vicepresidente de la República Federico Franco manifestó que no está de acuerdo con que el Partido Liberal abandone el Gobierno, al pedirle su opinión sobre el “divorcio amistoso” que propone el gobernador de Central, Carlos Amarilla. A su criterio, dirigentes partidarios deben ir a dialogar con el presidente Fernando Lugo, para que se defina, porque la incertidumbre deja mal parado al PLRA.