Proyecto golpista con pretensiones de dividir a la izquierda.

El dirigente del Frente Guasú, Hugo Richert, consideró que la destitución del ex presidente Fernando Lugo, tuvo como objetivo a gran escala, destruir políticamente a la izquierda atomizándola.Indicó que errores y discusiones absurdas entre los distintos bloques son las causas de la indefinición de las candidaturas dentro del Frente Guasú.