“Politicamente, Guairá está tranquila”.

“La adversidad vivida en la zona por el precio de Caña de Azúcar causó algunos conflictos políticos, pero ya todo esta caminando calmadamente”, señaló el gobernador del Guairá, Rodolfo Friedmann. “Hay una predisposición de las autoridades nacionales para con los gobernadores en general, no solo en mi caso”, detalló el jefe departamental.