Nunca hubo descuidos.

A pesar del atentado a la subcomisaría de Capitán Giménez, el ministro del Interior Carlos Filizzola, afirmó que el Estado nunca descuidó la seguridad en la zona.