“No tenemos por qué negociar una tierra que nos pertenece”.

“Los Aché no tienen por qué negociar con los invasores, porque ellos nos atropellaron en nuestra propia casa” sentenciaba por su parte Emiliano Mbeyyvagi, líder de la comunidad indígena.