Misa en Caacupé: “Ustedes paraguayos sean forjadores de este hoy y mañana”

El papa Francisco ofició su primera misa en Paraguay en el santuario de la Virgen de Caacupé. Nuevamente, homenajeó a la mujer paraguaya y a la Virgen María, poniéndolas de ejemplo. Además, instó a todos los paraguayos a ser “forjadores del hoy y mañana”.

“Quisiera referirme de modo especial a ustedes, mujeres y madres paraguayas, que con gran valor y abnegación han sabido levantar un país derrotado, hundido, sumergido por la guerra inicua. Ustedes tienen la memoria, ustedes tienen la genética de aquellas que reconstruyeron la vida, la fe, la dignidad de su pueblo, junto a María”, indicó el papa Francisco, comparando a la mujer paraguaya con María, por el coraje y la valentía.

Al igual que María, las mujeres paraguayas “siguieron creyentes” e inclusive esperando “contra toda esperanza”. “Dios bendiga ese tesón, Dios bendiga y aliente su fe, Dios bendiga a la mujer paraguaya, la más gloriosa de América”, dijo, y desató aplausos de los feligreses.

El mensaje final del papa Francisco fue dirigido a todos los paraguayos: “Sean ustedes los portadores de esta fe, de esta vida, de esta esperanza. Ustedes paraguayos sean forjadores de este hoy y mañana”.