Maestros mexicanos incendiaron oficinas de la Contraloría

Unos 600 maestros incendiaron este miércoles las instalaciones de la Contraloría de la Secretaría de Educación y del Congreso de Guerrero en la ciudad de Chilpancingo, capital de ese estado del sur de México, por la desaparición de 43 estudiantes de la escuela rural Ayotzinapa.

Los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) radicalizaron sus protestas por la desaparición de los estudiantes el 26 de septiembre pasado.

En primer término incendiaron oficinas de la Contraloría y posteriormente rompieron cristales del Congreso estatal e incendiaron media docena de automóviles en el estacionamiento del organismo legislativo.

Personal de Protección Civil se presentó para combatir los incendios en la Contraloría, y en el Congreso, un grupo antimotines intentó sin éxito dispersar a los maestros, quienes posteriormente se retiraron a su campamento en el Zócalo de la ciudad.

Los manifestantes dejaron pintas en los inmuebles como “Mueran partidos políticos”, “Nido de ratas”, “Nos faltan 43” y “Vivos se los llevaron y vivos los queremos”.