Los disparos no se habrían hecho desde un vehículo.

El fiscal Samuel Valdez, confirmó la presencia de un nuevo testigo en el caso del asesinato de Eusebia Maíz en Azotey, supuestamente a manos del EPP. Se trata de Cecilio Echagüe, propietario del vehículo desde el cual se presumía que los desconocidos realizaron los disparos contra los oficiales que se encontraban en el puesto policial, el cual había alegado que solo circulaba por el lugar cuando oyó los disparos, razón por la cual asustado decidió pasar de largo la barrera. Indicó que la mujer fallecida dejó 7 huérfanos y agregó que ya se iniciaron los trámites para otorgar la custodia de los menores a los familiares de la víctima.