“Les llevo en el corazón y rezo por ustedes y por su país”

 

Durante el rezo del Ángelus en el parque Ñu Guasu, el Papa Francisco dijo al terminar la misa central en Ñu Guasu que la fe de los paraguayos está impregnada en la Virgen María. “Ella ha entrado en el tejido de la historia; la fe de los paraguayos está impregnada de amor a la Virgen”, apuntó.

Agregó que la virgen María entró en el tejido de la historia de los pueblos y de la gente, como en tantos otros países de Latinoamérica, la fe de los paraguayos está impregnada de amor a la Virgen.

“La virgen los consuela y con ternura de su amor les enciende la esperanza. No dejen de invocar y confiar en María, madre misericordia para todos sus hijos sin distinción”, resaltó.

“Les llevo en el corazón y rezo por ustedes y por su país”, finalizó el Santo Padre al culminar la oración, en un marco imponente de gente que siguió toda la ceremonia con emoción”, despidiéndose con esa frase.