La Flota Mercante del Estado Paraguayo se creaba un día como hoy

Paraguay, que se convirtió en un estado independiente en 1811 y que entonces era el unico país sin costas de Sud América, tuvo siempre presente la importancia de los ríos Paraná y Paraguay para el comercio doméstico y para la unión con el Atlántico Sur.

Por ello, bajo el dictador Carlos Antonio López se creó una flota estatal a principios de 1840, que actuaba como una flota mercante y un instrumento militar. Los primeros vapores fueron comprados en el exterior hasta que se creó un arsenal de gobierno en Asuncion, con capacidda de construir vapores usando material importado.

El arsenal del gobierno, llamado “Astillero y Arsenal de la Loma San Gerónimo”, completó seis vapores antes que comenzara a fines de 1864 la Guerra de la Triple Alianza contra Brasil Argentina y Uruguay. La derrota del Paraguay en 1870, luego que pereciera en la guerra 4/5 partes de la población pre-guerra, fue tambien el final de la flota mercante y de sus barcos. La historia de esta flota esta fuera del tema de este articulo (y se puede encontrar en el capítulo de Paraguay de Histarmar).

Una nueva flota estatal fue creada recién en 1945, por Decreto Nº 9351 del 27 de Junio, como FLOTA MERCANTE DEL ESTADO (FLOMERES). Esta nueva empresa estaba guiada por una comision mixta de oficiales navales y miembros del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, tambien del Ministerio de Industria y Comercio. Esta Flota Mercante del estado debía contrarrestar la creciente influencia en el trafico comercial fluvial de compañias de Brasil, Argentina y Uruguay, ya que las Cias, paraguayas eran pocas y débiles.

La predominancia foránea en el campo del tráfico fluvial no era un nuevo fenómeno, ya en la década de 1850 el trafico domestico se igualaba al de los barcos italianos y britanicos y otra vez ocurrio lo mismo en 1880 con Cias. francesas.

Las primeras negociaciones para la adquisición de buques (en su mayoría usados) se llevaron a cabo en Enero de 1946.Se entablaron negociaciones con la firma de Nueva York Korody & Co.Inc por dos cargueros costeros de 25 años de edad y dos remolcadores tipo TANAC hechos en Canadá. Estas discusiones no prosperaron. Otros miembros de la Comisión de la Marina Mercante hablaron con la firma Argentina ASTARSA de Buenos Aires, para la compra de un remolcador y dos barcazas de 550 tons.

Estas conversaciones tampoco tuvieron éxito. Las razones eran que habia varios problemas que resolver: Falta de fondos e intereses opuestos en lineas maritimas y fluviales de Argentina y Uruguay. Eventualmente la Armada Paraguaya prestó o entrego el transporte Mariscal Estigarribia (Ex Dayman, 450 t, 1925), el remolcador Coronel Martínez (ex cañonera Presidente Báez, 99 tons, Holanda 1907) y la barcaza Astro, para permitir a la naciente Flota Mercante del Estado mantener operaciones regulares, aunque sea en menor escala.