La FIFA suspendió de por vida a Chuck Blazer, el “topo” que desató el escándalo de corrupción

El estadounidense Chuck Blazer, ex dirigente de la FIFA, fue suspendido de por vida de todas las actividades relacionadas con el fútbol profesional por su implicación en los escándalos de corrupción.

“Blazer cometió muchos actos de mala conducta de forma continuada y repetida durante su mandato como responsable en varios puestos de alto nivel en la FIFA y la CONCACAF”, especialmente aceptando “pagos ilegales”, dijo el jueves en un comunicado el organismo.

Blazer, antiguo aliado del presidente dimisionario de la FIFA, Sepp Blatter, “desempeñó un papel clave” en el hecho de “proponer, aceptar o realizar pagos ilegales, sobornos o comisiones”, consideró la comisión de ética de la FIFA, presidida por el alemán Hans-Joachim Eckert.