Jóvenes liberales agreden a enfermera del Hospital de Itá.

Fátima Escurra, enfermera del Hospital de Itá, denunció que fue objeto de una agresión física por parte de liberales que exigían la rápida atención de un adherente. Detalló que el hecho ocurrió cerca de las 1:30 de la madrugada, explicando que el grupo del PLRA atropelló el lugar pateando la mesa de cirugías, golpeándola en el rostro y amenazando a los profesionales de que quedarían sin empleo después de las elecciones, sólo porque se les pidió que aguardaran mientras otro paciente era suturado de una herida. Agregó que tras lo sucedido los agresores se refugiaron en la casa del intendente de la localidad.La fiscal interviniente en el caso, Karina Serón, explicó que el hecho se trató de pelea entre colorados y liberales que se disputaban un turno para la atención de un paciente en el Centro de Salud, afirmando que “este tipo de cuestiones es común en épocas electorales, sobre todo en el interior, donde existe mayor rivalidad”. Anunció además que tomará las declaraciones de ambas partes, aclarando que la Fiscalía sólo extenderá su intervención en la cuestión en caso de constatarse que la lesión sufrida por la enfermera del hospital sea de gravedad.Por su parte, el intendente de Itá, Fidel Clemente León Sosa (PLRA), desmintió que dio refugio en su domicilio a los jóvenes liberales que protagonizaron hechos de agresión en el hospital de la ciudad. Explicó que la gresca se habría iniciado en la calle donde sus correligionarios reaccionaron molestos porque adherentes de la ANR habrían borrado algunos carteles de propaganda. No obstante aclaró que “no será responsable de lo irresponsable”, asegurando que los jóvenes de su Partido deben enfrentar las consecuencias de sus actos.