Justicia envía a la cárcel al presidente de la FBF Carlos Chávez por corrupción

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, fue enviado por la Justicia a detención preventiva en la cárcel de Palmasola, Santa Cruz, tras una maratónica audiencia de medidas cautelares y en el marco de una investigación sobre estafa por el partido benéfico jugado entre los seleccionados de Bolivia y Brasil, el 6 de abril de 2013.

Chávez fue aprehendido el viernes y guardó detención en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) en la ciudad de Sucre, Chuquisaca, tras asistir a una declaración. El juez Roberto Valdiviezo atendió el caso luego de que fuera rechazada una impugnación.

La audiencia comenzó ayer y tras un cuarto intermedio acordado fue retomada la mañana de hoy y concluyó en la tarde con la orden de detención preventiva contra Chávez, mientras que Alberto Lozada tiene orden de detención domiciliaria y una fianza personal de 150 mil bolivianos.

El exdirector técnico de la selección boliviana de fútbol, Xavier Azkargorta, compareció en calidad de testigo en la audiencia de medidas cautelares. “Yo sólo hablé de fútbol, no tengo nada de qué hablar de los manejos económicos, porque yo era entrenador, me preguntaron si era amigo de Chávez y Lozada; Chávez era mi Presidente y con Lozada llevamos una amistad de hace mucho tiempo”, señaló el estratega.

El fiscal general, Ramiro Guerrero, explicó, según un comunicado oficial, que la comisión de fiscales que investigó el caso fundamentó la imputación y demostró los riesgos procesales que existen en este hecho.

“No se trata de ninguna intervención a la Federación Boliviana de Fútbol, tal como pretende hacer ver la defensa de Chávez y algunos periodistas deportivos, simplemente estamos cumpliendo nuestro rol que está establecido en la Constitución”, dijo.