Japón acepta el desafío de Estados Unidos para la lucha con máquinas

Hace una semana, un grupo de estadounidenses creadores del MegaBot, una máquina estilo “mecha” que parece salida de una película de ciencia ficción, desafió a la firma japonsea Suidobashi Heavy Industries, los creadores del Kuratas, a una pelea entre estos titantes de metal, ambos con una altura que supera los 4 metros y (en el caso del Kuratas) un peso de 4 toneladas, pilotados por uno o dos personas cada uno.

Una semana esperaron los japoneses para responder afirmativamente al desafío. ¿Interés genuino? ¿Es todo una simple estrategia comercial? No se sabe, pero en teoría el proceso está en marcha.

Los de MegaBot sugerían una pelea con balas de pintura (una suerte de paintball mecánico) pero los japoneses prefieren que haya choques de metal. Ambos grupos deberán reunirse, definir las reglas y, en un año, enfrentarse en una lucha entre gigantes.