Indígenas en pie de guerra para defender su propiedad.

Carperos amenazan con invadir de nuevo la finca 470, propiedad de la parcialidad indígena Aché Guayakí. Emiliano Mbeyyvagi, líder de la comunidad, confirmó que las patrullas de vigilancia de los nativos constataron que los campesinos realizan constantes incursiones en su territorio a fin de explorar los supuestos lugares a ser ocupados.Advirtió además que no permitirán una nueva ocupación y defenderán su tierra “con arcos y flechas”.