Inclusión y unidad centran el discurso del Papa en Bolivia

El papa Francisco inició ayer una visita a Bolivia, una de las naciones más empobrecidas de Sudamérica, con elogios a los “pasos importantes” en favor de la inclusión social y el medioambiente, pero también con llamados al diálogo y la unidad.

En la misma línea de sus mensajes en Ecuador, desde donde llegó a bordo de un avión de la línea de bandera BoA (Boliviana de Aviación), el Papa hizo renovados votos por la familia y los jóvenes.

El Pontífice fue recibido en el aeropuerto de El Alto, a 4.000 metros de altitud, por el presidente Evo Morales, quien le entregó una “chuspa”, una pequeña bolsa de tejido andino que se usa para transportar coca.

“Recibimos con los brazos y el corazón abierto al Papa de los pobres”, dijo Morales.