Hubieron fallas.

El jefe de la División de Pasaportes, del Departamento de Identificaciones de la Policía Nacional, comisario Clemente Espínola, admitió que hubieron “algunas fallas” en la máquina de pasaportes, por lo cual se tuvo que recurrir a técnicos de Buenos Aires, para restablecer el servicio.