Hoy se recuerda un nuevo aniversario de la muerte del Gral. José Eduvígis Díaz

 

El General José Eduvigis Díaz Vera nació en Pirayú, departamento de Paraguarí, el 17 de octubre de 1833. Fueron sus padres Juan Andrés Díaz y Dolores Vera.

En 1852 se incorporó a la milicia y diez años más tarde era teniente en el batallón de la Policía. Fue ascendido a sargento mayor y organizó el Batallón 40. Fue el responsable de uno de los triunfos más importantes del Paraguay en la Guerra de la Triple Alianza, la batalla de Curupayty, dirigida por el mismo, marcó un hito en la contienda, infligiendo una humillante derrota a las fuerzas aliadas.

Apenas cuatro meses después de pasar a la historia como héroe, el general Díaz murió tras cumplir una arriesgada misión que le encomendó el mariscal Francisco Solano López, donde el jefe de sanidad, doctor Skiner, debió proceder a amputarle la pierna. Su ascenso a General se produjo una hora antes de su fallecimiento, ocurrido el 7 de febrero de 1867 en Paso Pucú.

Participó además en las batallas de Corrales, Estero Bellaco, la primera batalla de Tuyutí (el 24 de mayo de 1866, donde comandó el gran operativo contra el campamanto aliado), Boquerón y Sauce, aunque su labor más significativa fue, sin dudas, en Curupayty, el 22 de setiembre de 1866.

Después de su muerte, su féretro fue llevado a Asunción, donde el pueblo lo acompañó hasta su última morada en la Recoleta. Luego sus restos fueron depositados en una urna en el Panteón de los Héroes, en 1939, juntamente con los restos de don Carlos Antonio López.