Hace 274 años moría Antonio Vivaldi, destacado compositor y músico italiano

Originario de Venecia, Italia, Antonio Vivaldi nació el 4 de marzo de 1678; fue el primogénito de Giovanni Battista y Camilla Calicchio. Sus primeras enseñanzas artísticas las obtuvo de su padre, quien era violinista y gozaba de gran reputación en el arte de Venecia de ese entonces, aseguran sus biógrafos.

En 1703 se ordenó como sacerdote, pero no ejerció. Su pasión por la música tuvo que desarrollarla de forma clandestina. Tras manifestar posibles problemas de asma, fue dispensado de sus deberes y asumió el cargo de maestro del coro del Hospital de la Piedad, de Venecia, en el cual estuvo hasta 1749.

En ese lugar, Vivaldi comenzó a componer algunas de sus primeras obras, pues sólo así podrían dar recitales todas las semanas y obtener más fondos. De ahí surgieron sus 12 sonatas a trío.

La fama le llegó en 1711, cuando dio a conocer su obra para violines “L´estro armonico”, estrenada en Amsterdam. Por ese entonces, su nombre comenzó a sonar por toda Europa.

En 1713 publicó su primera ópera, “Ottone in Villa”, y al año siguiente la colección de 12 conciertos: “La Stravaganza”.

A partir de 1714 se desempeñó como empresario del Teatro de San Ángelo, en Venecia, donde presentó su ópera “Orlando finto pazzo” y tiempo después lanzó “Nerone fatto Cesare”. En honor a la victoria alcanzada por la República de Venecia contra la isla de Corfú, creó el oratorio “Juditha Triumphans”, considerado uno de sus clásicos.

La fama del músico alcanzó la cúspide con la publicación de sus más importantes colecciones instrumentales: “Il cimento dell’armonia e dell’inventione Op. 8”, en la que se incluyen “Las cuatro estaciones” y “La cetra Op. 9.”, reseña la página de Internet “biografiasyvidas.com”.

Entre 1730 y 1731 se asentó en Praga, donde compuso varias óperas y dos sonatas para laúd, dos violines y bajo, a encargo personal del conde Johann Joseph Von Wrthby.

Tiempo después regresó a Venecia para componer las óperas “Motezuma”, “La Olimpiade”, “La Adelaide” y “Bajazet”. Sin embargo su fama fue decayendo y decidió probar fortuna en Viena, donde murió el 28 de julio de 1741, en condiciones de pobreza.