Fue un atentado.

El hecho ocurrido en Hugua Ñandú, y que dejó dos efectivos policiales heridos se trató de un atentado, según afirmó la fiscal interviniente, Sonia Sanguines.