Fiscalía de Brasil acusó formalmente al presidente de Odebrecht por corrupción en Petrobras

Los presidentes de las gigantes constructoras Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y de Andrade Gutierrez, Otavio Azevedo, fueron acusados hoy formalmente por la Fiscalía brasileña de organización criminal, corrupción y lavado de dinero en el gigantesco fraude a la estatal Petrobras.

“Las acusaciones están basadas en amplias pruebas”, dijo el fiscal Deltan Dallagnol en una presentación en Curitiba, capital de Parana, al sur de Brasil, donde se tramita la causa cuyas potenciales ramificaciones políticas mantienen en vilo al país.

El presidente de Odebrecht, la mayor firma de ingeniería de Latinoamérica, fue detenido el mes pasado en una investigación emblemática que busca demostrar que la élite del país no está por encima de la ley.

La Fiscalía asegura que Marcelo Odebrecht, que lidera la tercera generación del conglomerado brasileño administrado por su familia, sabía que su firma participó y posiblemente lideró lo que denominaron un cártel de compañías de ingeniería que cobró en exceso a la petrolera estatal Petrobras y sobornó a ejecutivos y políticos, muchos de los cuales integran la coalición del gobierno de la presidente Dilma Rousseff.

La detención de Odebrecht en la operación Erga Omnes, que significa ‘para todos’, ha elevado las posibilidades de que la investigación se centre en Petrobras.

Los vínculos personales entre Marcelo Odebrecht y el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva amenazan con acercar el escándalo al oficialista Partido de los Trabajadores (PT), cuyo tesorero está en la cárcel y enfrenta un juicio por corrupción.

El escándalo de la petrolera brasileña lanzó esquirlas tan dañinas que ni los intereses de la política pudieron ocultar. El fraude en Petrobras se estructuró en torno a un “club” de empresas que amañó licitaciones para adjudicarse obras contratadas por la estatal entre 2004 y 2014. Según confesaron algunos investigados, los sobornos pagados para obtener las concesiones fueron destinados a financiar partidos políticos y a engrosar fortunas personales de los involucrados.