Falta de camas de UTI imposibilitó que policía sea atendido en el Hospital Rigoberto Caballero.

La directora del Hospital Rigoberto Caballero, Concepción Giménez, explicó que un policía que había sido herido ya se encuentra en el citado centro asistencial. Explicó que en principio el agente tuvo que ser derivado a Emergencias, debido a que el hospital policial sólo cuenta con tres camas de terapia intensiva y todas ellas estaban ocupadas.