Ex soldado se declara culpable de irrumpir en la Casa Blanca

El estadounidense Omar González, exsoldado veterano de la invasión de Irak, se declaró culpable de haber irrumpido en la Casa Blanca con un arma potencialmente mortal. “Sí, sí, señoría”, le respondió González a la juez de distrito Rosemary Collyder cuando ésta le preguntó si era culpable.

El pasado 19 de septiembre, González saltó la verja que rodea la residencia del presidente de Estados Unidos y corrió hacia el pórtico norte por el que de hecho consiguió entrar. Cuando fue detenido, se descubrió que llevaba un cuchillo encima. La policía después encontró en su automóvil numerosa munición y un machete.

El incidente le costó el cargo a Julia Pierson, entonces directora del Servicio Secreto, la agencia que se encarga de la seguridad presidencial. Ni el presidente, Barack Obama, ni nadie de su familia estaba en el lugar en el momento del incidente. González, que ha sido diagnosticado con estrés postraumático, se enfrenta a hasta 18 meses en prisión.