Entre lágrimas, el arquero Iker Casillas se despidió del Real Madrid

El guardameta español Iker Casillas despidió este domingo entre lágrimas una etapa de 25 años en el Real Madrid, club que le “ha dado todo” y en el que ha “vivido momentos únicos e irrepetibles”, según confesó el excapitán blanco en una comparecencia ante los medios de comunicación.

En una multitudinaria despedida celebrada en la sala de prensa del estadio Santiago Bernabéu, el guardameta de la localidad madrileña de Móstoles, de 34 años, pronunció un “difícil” “hasta pronto” a la entidad que le acogió en 1990.

En un discurso interrumpido por la emoción y los aplausos de los periodistas y miembros del club presentes durante su comparecencia, Iker Casillasbrindó su agradecimiento a “todos” los compañeros con los que ha “vivido momentos únicos e irrepetibles”. “Dejo grandes amigos y sé que esté donde esté voy a contar con ellos y ellos conmigo”, abundó.

También a los entrenadores que le han acompañado durante su andadura en el Real Madrid. “Desde Mezquita, que fue la persona que me rescató para formar parte del equipo alevín, hasta Ancelotti”, indicó el internacional español.

En Oporto continuará su carrera el portero español, contagiado de la ilusión que el presidente, el director deportivo y el entrenador del club luso le transmitieron.

También “por las muestras de cariño” que la afición del club portugués le ha brindado en los últimos días.